Parapente y la ruta lechera

Una vez leí en una revista un artículo sobre alguien que aconsejaba cómo vivir mejor y darle sentido a la vida, y proponía hacerse esta pregunta: qué haría si no tuviera miedo?

La verdad la pregunta me llegó. No he podido olvidarla. Incluso, en situaciones donde me siento confundida o temerosa, aparece, como por arte de magia. También surgió cuando mi esposo y compañero de aventura, Juanfer, me llevó a San Felix para ver volar y al llegar allá me dijo que íbamos a volar. “Ese es tu regalo de cumpleaños”, me dijo. Y en ese instante mis piernas empezaron a temblar.

 

Desde el aire

DCIM962GOPRO

Pensé y sentí de todo a mil revoluciones por minuto: si me mato, si eso se cae, cómo me voy a arriesgar así, pero qué tal si no me pasa nada, y tanta gente que lo hace, y yo por qué no voy a ser capaz… qué haría si no tuviera miedo. Entonces fue ahí cuando me dije: sí, sí lo hago.

La experiencia fue inolvidable. Indescriptible. Llena de adrenalina. Un regalo amoroso, liberador. Obviamente si lo vas a hacer hay que tomar precauciones. La vida es muy valiosa y no se trata de arriesgarla. Hay que volar con expertos, como Jorge Serna, un joven apasionado por el vuelo, la aventura y los parapentes. Su padre también vuela y quizás de él heredó el deseo de dedicarse a esta actividad. Vuela todos los días y ya es un experto. Ven a Volar es la agencia que montó para ofrecer estas experiencias de vuelo y se encuentra en San Félix (Antioquia).

DCIM962GOPROVIDEO “Desafiando el miedo a volar – La barrena”

Tomé la decisión y ahí estaba, volar es increíble. Se siente la fuerza del viento, sentí que todos somos parte de algo muy grande, hermoso. Se observa y se siente todo diferente. Los carros, las casas y las personas se ven diminutos y uno ahí, arriba, ve pasar hasta los aviones y otros que como uno también quisieron experimentar lo que se siente estar allá arriba. Jorge, fue una compañía increíble. Me dijo: “te voy a poner música para que te relajes” y la verdad lo logró. Estando arriba conversamos, me contó de su vida, de la experiencia de volar.

Volamos unos 20 minutos. Hasta el momento de hacer algunas piruetas. Yo no estaba segura de hacerlo pero al final nos resolvimos. Qué adrinalina, qué emoción. Volvería a volar y la verdad, la experiencia la recomiendo ciento por ciento.

viajando con ella desde el aire2

viajando con ella desde el aire3

viajando con ella desde el aire1VIDEOVIDEO “Las fotos desde el aire”

Juanfer también voló, cómo perder esta oportunidad maravillosa al lado de Jorge Serna, una persona encantadora quien nos dio este regalo para experimentar la experiencia y contarla. Aquí lo estamos haciendo. Obviamente no con pelos y señales, porque cualquier cosa se quedaría corta para describir lo que se siente estando allá arriba. Juanfer no desafió ningún miedo, él ya había volado y ante cualquier oportunidad de repetir la experiencia él la repetiría. Pero en mi caso, yo sí los desafié todos. Al regresar a tierra sentía euforia y lo único que dije con una felicidad que no podía disimular fue: quiero volver a volar. La verdad, en ese momento aún me temblaban un poco las piernas.

Si se animan pueden llamar a Jorge Serna al celular 3014348141 / 3007059960 o saber más de él y de su agencia en www.venavolar.com.co

viajando con ella desde el aire4

viajando con ella desde el aire5

viajando con ella desde el aire6

viajando con ella desde el aire7

viajando con ella desde el aire9

viajando con ella desde el aire10

viajando con ella desde el aire11

viajando con ella desde el aire12

 

Desde la tierra

viajando con ella desde tierra

viajando con ella desde tierra1

viajando con ella desde tierra2

viajando con ella desde tierra3

viajando con ella desde tierra4

viajando con ella desde tierra5

viajando con ella desde tierra6

viajando con ella desde tierra11

viajando con ella desde tierra7

viajando con ella desde tierra8

viajando con ella desde tierra9

viajando con ella desde tierra10

viajando con ella desde tierra13

viajando con ella desde tierra15

viajando con ella desde tierra16

viajando con ella desde tierra17

 

La ruta  lechera
Nuestro plan no terminó ahí. En moto, tomamos la ruta lechera, en el nordeste de Antioquia. Los paisajes son encantadores, inmensos, reverdecidos, llenos de vacas, vacas y más vacas. Es irresistible parar a comer pandequeso, a comer queso con bocadillo, yogurt y toda clase de productos lácteos que hacen quienes viven en los municipios de esta zona del departamento.

Hace un poco de frío, por eso es bueno no olvidar una buena chaqueta. En el camino, en Don Matías, encontramos el embalse Riogrande, un espectáculo.

Pasamos por Entrerrios, donde paramos a tomarnos fotos y observar sus paisajes. Incluso ese fin de semana estaban celebrando en el parque principal las fiestas del paisaje. El camino nos llevó a Santa Rosa de Osos, un poco más frío. En un pequeño hotel del parque principal amanecimos. Nuestro camino siguió hacia Medellín pero antes de irnos entramos al paradero famoso de Santa Rosa a activarnos con un buen almuerzo que la verdad, uno fue más que suficiente para los dos. Después de la sopa de pastas, la posta sudada, la yuca, los fríjoles, la tajada de maduro, el arroz y la arepa ya estábamos listos para continuar nuestro viaje de regreso.

Recomendadísima esta experiencia de viaje: parapente en San Feliz y mucho pandequeso, vacas, paisajes y verde, por algunos de los municipios de la ruta lechera como San Pedro de los Milagros, Entrerríos, Don Matías y Santa Rosa de Osos.

viajando con ella la ruta

viajando con ella la ruta1Santa Rosa de Osos

viajando con ella la ruta2

viajando con ella la ruta3
Santa Rosa de Osos

viajando con ella la ruta4

viajando con ella la ruta5
Embalse Riogrande

viajando con ella la ruta19

viajando con ella la ruta6

viajando con ella la ruta7

viajando con ella la ruta8

viajando con ella la ruta11
Santa Rosa de Osos

viajando con ella la ruta12
Entrerrios

viajando con ella la ruta13
Entrerrios

viajando con ella la ruta14
Entrerrios

viajando con ella la ruta16

viajando con ella la ruta17

viajando con ella la ruta18

viajando con ella la ruta20

 

viajando con ella la ruta10

viajando con ella la ruta9

 

La enseñanaza
Una de las mejores cosas en la vida es ser capaces de vencer nuestros miedos. Si no lo hacemos nos estaríamos privando de experimentar cosas increíbles. Volar es una de ellas.

Hemos aprendido, y sobre todo, sentido, que al viajar, el espíritu y la creatividad se liberan. Estas experiencias te permiten apasionarte más por la vida y entender que cada minuto tenemos que aprovecharlo. En este viaje hay tantas cosas por hacer, vivir y disfrutar que no podemos perder tiempo. Así que muchos viajes y aventuras más nos esperan.

 

La cámara

Esta experiencia la hice con estos dos equipos fotográficos: Canon G1x y Sony deportiva.
Son cámaras livianas y muy versátiles para la fotografía de viaje.
La sony me gusta mientras estoy en movimiento en la moto o en alguna acción, y la Canon cuando tengo un poco más de tiempo para tomar la foto. Esta Canon me gusta mucho porque tiene formato Raw.

 

El mapa del recorridomapa

Envigado – San Félix – San Pedro – Santa Rosa de Osos – Don Matias – Matasanos – Copacabana – Envigado. Recorrido 180 kilómetros.

www.viajandoconella.com
Experiencias de viajes Fotografía outdoor y street con Juan Fernando Cano

3 thoughts on “Parapente y la ruta lechera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *